NOTICIAS
Sin argumentos, por favor!!!

En mayo de 1993, Backstreet Boys se presentó por primera vez en el Sea World’s Grad Nite en Orlando, Florida. Estaban vestidos con chaquetas de cuero negro, camisetas blancas y jeans negros. Se presentaron frente a una pequeña audiencia de fans (chicas, en su mayoría por supuesto) y mientras se mostraban exuberantes, se veían claramente muy novatos. Sin embargo, bastaron solo tres años hasta 1996 cuando estrenaron su primer sencillo “We’ve Got It Going On”, su primer disco de larga duración homónimamente titulado, estaban al borde de un precipicio de éxito monumental.

Backstreet Boys ascendió en medio de la agonía del hip-hop, grunge y de la música pop. El grupo abrió camino para el resto de las bandas de chicos que vinieron después de ellos con su debut homónimo, que cumplió veinte años este mes. Claro, New Kids On The Block es el predecesor inmediato de BSB, pero nunca pudieron hacer lo que el grupo floridiano logró, incluso su manera sonora. Sin BSB, no tendríamos a N’Sync o 98 Degrees (una mención sobre su participación, para ser bien honesto) o incluso One Direction. Su autenticidad ha sido fundamental en la música pop porque mezcla géneros (hip-hop, pop, R&B y rock), sobresaliendo frente a otros álbumes contemporáneos (como el debut de N’sync, como ejemplo) quedan cortos. Todavía nos da ese cliché de música pop que nos encanta, pero también es inherentemente divertido. Los videos de estas canciones son igualmente importantes cuando se habla del álbum “Backstreet Boys”, en pocas palabras, es el mejor disco de boyband de todos los tiempos.


Este disco, y las bandas de chicos en general son demasiado cursis. Pero eso no significa que no sea bueno. Eso es lo que hace que Backstreet Boys sea una música pop excepcional desde su forma de cantar a sus largas mezclas. Backstreet Boys nos da ese nivel material que deseamos (amor, perdida, angustia y baile), pero ajustado a sonidos que mezclan cada género. Cada pista de Backstreet Boys nos ayuda a identificar cada miembro del grupo, que ya es una hazaña asombrosa, no solo elevando aún más la calidad de solista de cada chico, sino que también a las propias canciones. Para los miembros más destacados como Brian Littrell o Nick Carter, canciones como “As Long As You Love Me” y “I’ll Never Break Your Heart” al alinearse entre ellos, su calidad vocal fueron mas prominentes. A diferencia de canciones más salvajes como “We’ve Got It Going On” y “Hey Mr. DJ (Keep Playing This Song), donde el chico malo AJ McLean fue el centro de atención.

El modo operandi de este pop si que funciona, reproducirlo hasta el final de los tiempos o hasta que su publico se canse de la tendencia. Y así es que después de BSB, vinieron otras de chicos como N’Sync, 98 Degrees e incluso la importación británica Westlife, 5ive y Boyzone. El debut autodenominado N’Sync en 1997, en papel fue muy parecido al debut de BSB. También se movieron a través de baladas e inclusive música pop dance, tirando entre medio otros géneros (hip-hop o giddy up), pero todos cayeron de plano en comparación con BSB. Cada canción que BSB publicó fue un banger verificable. Si estabas cantando “All I Have To Give” o “Get Down” entre los solteros, N’Sync lanzaba “It’s Gonna Be Me” para reforzarlo. Mientras que 98 Degrees debutó con su álbum Rising y lanzaron la balada “Because of You” y en su mayoría todos cumplieron con un perfil “Hot Guy” del pop en su momento. Todas sus otras canciones son en gran parte olvidables hasta ellos mismos. E incluso One Direction que alcanzó la cima de las boybands pop, se ajustó más a un mundo rock/pop híbrido, pero sus discos no pueden tocar la simplicidad de este tipo de pop que BSB nos dio. O incluso los videos que nacieron de este álbum.


¿Recuerdas la primera vez que viste el videoclip “Quit Playing Games (With My Heart)? Por supuesto que sí. Cinco atractivos hombres dentro de una cancha de baloncesto eventualmente abandonado y que se retuercen bajo la lluvia. Eso es arte. Todo ahí es arte. Nadie puede tocar el legado que BSB esculpió en esta singular canción. Es un R&B tildada como una pieza pop. N’Sync fue desconcertante al tratar de atraer la atención masiva de sus fans, pero nunca pudo reproducir el impacto que BSB hizo aquí. Ellos tenían un enfoque sano con este tipo de canciones y baladas, como “This I Promise You”, aunque su video también cuenta con algunos suéteres buenos o incluso “Tearin ‘Up My Heart” donde ellos también usan camisas ondulantes. 98 Degrees también se acerco a las baladas y videos musicales directamente menos sedientos. Ninguno pudo tener el factor de objetividad como lo que se hizo en “Quit Playing Games (With My Heart)” al ser tan eficaz. Es demasiado dramático, pero es eso lo que precisamente hace que sea tan bueno.

Backstreet Boys pasaría a ser la banda de chicos más vendida de todos los tiempo, con ventas superiores a los 130 millones de álbumes en su permanencia como banda. El comienzo de este estrellato se puede encontrar en su debut auto-titulado. Si las canciones no fuera tan buenas, no habrían tenido tanto éxito y N’Sync no estará ubicado en el octavo lugar de las listas de bandas de chicos mas venidas, e incluso no existiría ese indicador. No importa quien haya venido antes o quien inevitablemente vino después para una nueva generación de sedientos adolescentes. Backstreet Boys y su debut homónimo siempre reinarán siendo supremos.

Créditos: noisey.vice.com
Traducción: Weird World Chile