Noticias
Backstreet Boys, la última boyband
Celebra 25 años de carrera en Las Vegas y sueña con una gira con Spice Girls o con algunas grupo k-pop

Yo era demasiado joven para The Beatles y estoy demasiado viejo para One Direction (aunque Harry Styles es muy bueno), pero recuerdo muy bien el fenómeno de las boybands de los años 90s, con variados gustos y disgustos: El jurásico Menudo de Ricky Martin, Take That del idolatrado Robbie Williams, ’NSync con el aura de Timberlake, los New Kids On the Block y la versión femenina con las Spice Girls.

¿Negativo y reprensible? Además de tener un aspecto decididamente construidos de unos y la falta de talentos de otros, todo el mundo tenía una maldita cosa en común: mantener de cabeza a las chicas que esperaban por alguna cita o llevar a la cama, todos con un exitazo que miles podían bailar y cantar. ¿Positivos e iluminados? Fueron creados para conquistar a las redes sociales incluso antes de que existieran. Especialmente los buenos chicos.

Entre las boyabas de aquellos años están los Backstreet Boys, que este año celebran sus 25 años de carrera, los únicos que siguen en la cima de las listas, con un récord de 130 millones de discos vendidos. Sólo su tercer álbum “Millennium”(1999), por decir solo uno, obtuvo más de 30 millones.

8 álbumes, siete nominaciones al Grammy, una estrella en el Hollywood Walk of Fame, un nuevo LP se estrena a fines de este año y luego una gira mundial en el 2019. Una residencia artística en el Planet Hollywood en Las Vegas, con incluso una renovada serie de shows con otras fechas programadas para el próximo año.

Casi lo olvido, también está el nuevo sencillo “Don’t Go Breaking My Heart”, el primer lanzamiento discográfico en cinco años, desde el último “Show’Em (What You Made Of), tomado del álbum In A World Like This.

Tengo curiosidad por verlos, para descubrir el secreto de tal longevidad y cuando estoy frente a la formación histórica de hace 25 años (mismas caras, ayudados quizás por botox, por transplantes y tinte en el cabello), es imposible no pensar que he hecho yo… ¿Que diablo, solo yo envejezco? Nos sentamos y es fácil reconocer a Nick Carter (38 años), AJ McLean (40), Howie D. (44), Brian Littrell (43) y Kevin Richardson (46), con tatuajes incluidos. Voy con las preguntas:


¿Cómo han permanecido juntos por 25 años? ¿Cuál es su secreto?

BRIAN: Diálogo y comunicación. Cuando estás en un grupo, tienes que aprender a dar espacio a los demás, dejar que hablen, aceptar las diferencias de opinión. Somos un equipo y las decisiones deben tomarse en grupo.

KEVIN: Es como un matrimonio, tienes que hacer concesiones. Con la edad hemos mejorado, cuando éramos más jóvenes al subir al escenario estábamos mucho más nerviosos, teníamos miedo de cometer errores, de no poder satisfacer al público, y la ansiedad nos hacía pelear. Hoy estamos mucho más relajados, más unidos, cada uno de nosotros sabe que solo tendremos éxito apoyándonos mutuamente.

NICK: Nos sentimos cómodos en el escenario y en la vida privada, sabemos quiénes somos y qué queremos de la vida. Nos gusta hacer este trabajo, somos artistas, nos encanta cantar y bailar. Tenemos diferentes talentos, pero contribuimos igualmente en la evolución del grupo.

HOWIE: A menudo nos entendemos sin intercambiar una palabra, suficientes miradas. Nos conocemos bien y nos respetamos unos a otros.

¿Qué podemos esperar del nuevo álbum? 

AJ: Todo lo que se puede esperar de los Backstreet Boys. Cuando nos escuchas, nos reconoces de inmediato, desde las primeras notas. Siempre somos nosotros mismos, pero evolucionados, hemos podido reinventarnos sin perder los signos distintivos que nos caracterizan. Usamos instrumentos reales en cada pista, es una buena combinación, un sonido completo y redondo.


NICK: Empezamos a trabajar hace un año y medio con el productor Stuart Crichton (Kylie Minogue, Pet Shop Boys). Al comienzo fue solo con el sencillo “Don’t Go Breaking My Heart”, pero seguimos escribiendo.

¿Cuáles fueron los pasos fundamentales que los trajeron aquí (Las Vegas)? 


NICK: Las Vegas ha sido y sigue siendo una experiencia muy positiva para mí. Nos dió la oportunidad de mostrarnos de la manera que no ocurrió en algunos años. Estamos muy contentos con nuestra decisión, es un período lleno de energía positiva que se refleja creativamente en nuestro trabajo. Somos muy afortunados de poder hacer algo que nunca habíamos considerado en este trabajo.

BRIAN: Nos hicimos famosos primero en Europa, luego en Canadá y finalmente en los Estados Unidos. Era 1999 y mientras trabajábamos en “Millennium” comenzamos a tener problemas con nuestro manager. Fue un momento muy difícil porque alguien quería evitar que siguiéramos trabajando bien cuando recién saboreábamos los primeros resultados de nuestros sacrificios. Éramos muy jóvenes e inexpertos, pero a pesar de todo logramos grabar “Millennium”, nuestro disco más vendido. Siempre será uno de los momentos claves de nuestra aventura.

HOWIE: Siempre ha sido un largo viaje: el primer paso fue obtener un contrato con una compañía discográfica. El segundo cuando debutamos con nuestro primer single en 1996, todos esos pequeños pasos nos trajeron a donde estamos hoy. El primer disco de oro, la primera gira mundial agotada, ser reconocido en los Estados Unidos y llegar a tocar en un estadio, frente a 80 mil personas, todos los momentos increíbles que nos convirtieron en lo que somos y son los que nos llevarán a celebrar nuestra primeros 50 años!

¿Que ha aportado la residencia artística en Las Vegas para su carrera?


NICK: Las Vegas se ha convertido en un punto de encuentro, es una forma de pasar tiempo juntos. Brian vive en Georgia, Kevin y AJ en Los Ángeles y Howie en Florida. Hacemos 3 shows a la semana, y en nuestro tiempo libre escribimos nuevas canciones, probamos nuevas coreografías, pasamos tiempo con nuestras familias. Es una rutina similar a la de los comienzos en Orlando, un período que ha consolidado la relación que tenemos. Las Vegas nos ha dado la posibilidad no solo de reunirnos, sino de recordar quiénes somos y qué hacemos mejor. Las 22 canciones que interpretamos reflejan nuestra evolución.

AJ: La producción es realmente impresionante. Nuestra audiencia proviene de todo el mundo para escucharnos, las canciones más famosas y las nuevas, no lo consideramos un espectáculo nostálgico. Las Vegas es el escenario más importante del mundo, siempre habíamos soñado con tocar aquí y finalmente hemos tenido éxito, es un sueño hecho realidad.

Dos palabras sobre el crucero que haces todos los años, ahora en su sexta edición. 


BRIAN: Queremos mantenernos en contacto con los fanáticos, recordarles quiénes somos y por qué seguimos haciendo música, queremos estar disponibles, ya sea para una foto o un autógrafo. Si no tuviéramos admiradores, no estaríamos aquí todavía, y queremos devolverles el cariño. ¿Cómo? Con cuatro días de pura diversión, incluso disfrazados (como de las Spice Girls). Es como llevar a Las Vegas en un barco. Es una forma de tener más intimidad con ellos, un contacto directo para conocerlos y escuchar sus historias. 

¿Algún recuerdo particular de su carrera como cantante?

KEVIN: Los primeros pasos, cuando tenía solo 3 años. Mi abuelo cantaba en un coro y mi abuela en un cuarteto de gospel, mientras que papá y mamá estaban en el coro de la escuela. En la iglesia aprendí a tocar el piano, no podía leer la música y fui de oído.

¿Recuerdas la primera fecha importante? 


AJ: Sí, una fiesta de graduación en Sea World. Era 1993 y no teníamos contrato bajo ninguna discográfica, solo éramos nosotros, todos vestidos igual en aquellos días, con chaquetas de motociclista. ¡Nick todavía era un niño!

¿Cuáles fueron sus influencias musicales? 


BRIAN: Todos los artistas de Motown. Jackson Five, New Edition, Temptations, Boyz II Men, Soul for Real...

NICK: Individualmente tenemos diferentes gustos, pero como grupo diría Michael Jackson, Billy Joel, Elton John, Prince, Stevie Wonder, Journey.

KEVIN: Cuando tenía 4/5 años escuchaba a Chuck Berry, Fats Domino, Ike & Tina Turner, Elvis Presley y Dean Martin, que era el cantante favorito de mi padre. Por la noche, antes de acostarme, encendía la radio y me dormía escuchando a todos esos cantantes.

¿El recuerdo más hermoso de Italia? 


NICK: Sanremo, las admiradoras súper cálidas, pizza y el Estadio Olímpico en Roma, el lugar más grande que hemos tocado. Cuando subimos al escenario tuvimos que apoyarnos, había un mar de gente, fue una de las emociones más increíbles de nuestra carrera.

Durante los años han colaborado con importantes músicos, como Elton John, Lionel Richie, Tony Bennett y Sting. ¿Tienes algún otro que quisieran para el futuro? 


HOWIE: Me gustaría Bruno Mars, tiene un talento extraordinario.

AJ: Yo digo Imagine Dragons. Sé que nos admiran mucho.

BRIAN: Una colaboración con una boyband coreana.

NICK: Las Spice Girls. Me gustaría hacer un tour con ellas. He estado esperando durante años... Nunca se sabe.


Crédito: rollingstone.it
Traducción: Weird World Chile