Noticias
Nick Carter en Teatro Cariola: La noche se insinúa

Han pasado ya veinticinco años desde que se conformó Backstreet Boys (BSB) y aún después de todo ese tiempo los nombres de algunos de sus integrantes siguen en la memoria de miles de fanáticas. Cabe pensar en el regreso que prometieron este año al lanzar un nuevo y poco fresco single: “Don’t Go Breaking My Heart”. Pero no solo eso, también siguen en la palestra por lo que ha sido de sus vidas. Desde producciones de televisión, teatro e interpretación de música cristiana, hasta acusaciones de violación, esta última vinculada al menor de la boy band, Nick Carter. El cantante ha recibido hasta la fecha dos denuncias. Una ocurrida en noviembre del año pasado y otra hace solo unos días. En ese contexto es que, el ahora solista, realiza su gira South America & México Tour 2018, con tres discos editados bajo el brazo.

En el Teatro Cariola se respira entusiasmo y nostalgia. El lugar está repleto de mujeres y unos cuantos hombres que se pueden contar con apenas dos manos. Entonces, pasadas las 21 horas, Nick Carter da las primeras luces de aparecer sobre el escenario. La música le da la entrada y los gritos se transforman en un coro de bienvenida. El cantante aparece entre las luces rosadas, con una chaqueta de cuero, bien ajustada y con tachas, lo más rockstar posible.

- Click AQUI para ver todas las galerías de fotos. 

“Blow Your Mind” es la encargada de abrir la noche y desde ya el ex BSB comienza a seducir al público. Señala y mira a mujeres de todos lados del teatro. Palco izquierdo, derecho y cancha. Todas para él parecen especiales y, de seguro, muchas se deben sentir así. Aplauden la presentación del cantante y gritan por los primeros movimientos pélvicos del estadounidense. Le sigue “I’m Taking Off”, canción que Carter combina con el clásico “Rocket Man” de Elton John. El público parece no reaccionar al cambio en la letra, pero elogia de igual forma la voz del cantante. “Horoscope” trae al escenario un ritmo más juvenil y fresco. “Yo amo Chile, ¿sabes por qué vengo aquí?” pregunta a viva voz al terminar la canción. “Porque hay muchas señoritas lindas” fue su respuesta. “Beautiful señoritas, this song os for you”, dice finalmente. Entonces suena “All American”, la que mezcla con otro clásico de la música estadounidense: “Jessie’s Girl” de Rick Springfield. Hasta el momento, la noche se ha destacado por su clima pop rock y la coquetería del cantante. Nada nuevo bajo ese sol.

Cuando comienza “Incomplete”, el primer tema de los Backstreet Boys que sonará durante la velada, los celulares se levantan al unísono. En dicha canción se luce por vez primera la voz del cantante y recuerda a sus días de brillo junto a la boyband. “No importa dónde estés ni de dónde vengas” dice antes de comenzar el siguiente clásico noventero “As Long as You Love Me”. El tema es coreado por todos los asistentes al igual que “One More Time”, canción veraniega lanzada junto a Jordan Knight en el 2014. Con este ritmo de fondo, el escenario se transforma en una pista de baile en la cual el coqueteo no parece estar de más.

Tras un breve repaso por sus éxitos solistas, Carter da un largo paso por sus temas favoritos de la banda que lo llenó de fama. Cuatro canciones de los chicos de Orlando logran conectar aún más al cantante con su público. Parte con “Just Want You To Know” y luego va atrás del escenario para hacer el primer cambio de vestuario de la jornada. Y no solo eso, los músicos que lo acompañan también se preparan para la presentación acústica y crean un ambiente más íntimo. Aparece Carter con una camisa de mezclilla, muy simple, y da comienzo a “I Want It That Way”. Le siguen “Show Me The Meaning Of Being Lonely”, “Don’t Wanna Lose You Now” y “I Need You Tonight”. Con todas ellas el público se emociona y grita a la espera de que esa vuelta hacia su pasado musical persista, pero no es así. El cantante retoma su trabajo solista con su primer single, “Help Me”, lanzado en su álbum debut Now or Never el año 2002. Con esta canción el cantante vuelve a tomar su guitarra y a derrochar energía sobre el escenario. Se nota que lo disfruta, que lo pasa bien.


Más videos AQUI.

Tras toda esa bomba de nostalgia, Nick Carter desaparece nuevamente de la escena y regresa tras unos segundos con una chaqueta naranja fluorescente, hiperventilado, como si hubiera ido atrás por una recarga de energía. En este momento, el concierto cambia y se transforma en una fiesta. La gente salta y baila con “Burning Up”, una de sus canciones más dance y pegajosas. “¿Quieren continuar esta fiesta?”, pregunta antes de pasar a la siguiente, “Swet”, canción en la que pierde todo pudor y coquetea como si estuviera en el espacio más cómodo que se le pudiera ocurrir. Baila con sensualidad, se toca el cuerpo y le guiña un ojo a las mujeres, como esperando que esa táctica fuera a funcionar.

“Larger Than Life” es la última canción de la época boyband que suena, dando paso así el momento más tranquilo de la noche. “Falling Down” es presentada en una versión acústica coreada por todo el público. Luego, Nick introduce a su banda, principalmente porque uno de sus integrantes es chileno. El baterista recibe aplausos y un “ceachei” de parte de gran parte de la gente que repleta el lugar. Ríe en agradecimiento y vuelve a lo suyo, la música.

Poco antes de terminar, Nick Carter se titula con un mix enérgico y televisivo. “Tijuana” y “19 in 99” le dan un último espacio a la gente para que deje salir la poca energía que les queda luego de una serie de bailes, gritos e insinuaciones. “Esta canción te volverá sexy, chica”, dice el cantante antes de su último tema. “Get Over Me”, originalmente acompañada de Avril Lavigne le da nuevamente un tono juvenil a la noche, en que por unos minutos es posible recordar la versión noventera de esta artista.

La canción termina y Nick desaparece. El público espera expectante a que la noche acabe de otra forma, buscando algo de emoción, y finalmente tienen razón. De fondo se empieza a escuchar uno de los mayores éxitos de Backstreet Boys, “Everybody”. En ese instante el Cariola explota y vuelve a generar suspiros, pero no porque los buscara, sino por lo emocionante de escuchar uno de los grandes éxitos del pop de los últimas décadas. Tras poco más de una hora y media de presentación, Nick Carter desaparece entre aplausos y gritos. Se va sin decir más. Todos en el lugar quedan con el vacío del final pero con el corazón lleno. Seguramente, encontraron lo que buscaban.

Fan Event
Una Tarde con Nick Carter


- Click AQUI para leer nota por Recital.cl

Créditos: Nick Carter / Transistor/ Weird World Chile / Nota: Parlante.cl
Fotos: recital.cl (Checho Garcia Pardo), Zumbido.cl (Claudio Escalona), Agenda Musical (Ramón Eme Goméz), Planeta Sonoro