Noticias
Durante los últimos 25 años, los Backstreet Boys se han acostumbrado a una vida de fama, fortuna e interminables fans. Pero mientras se preparan para esta nueva ola de fama con una gira mundial y un décimo álbum de estudio, las icónicas estrellas del pop se irán de tour de manera un poco diferente a la anterior, ¡con sus familias y niños!

“Tenemos una sala familiar detrás del escenario para reunir a la familia, para las esposas y niños”, dice Kevin Richardson, de 47 años. “Solía ser la sala VIP, provista de alcohol para nuestros amigos y diferentes personas que venían a ver nuestros shows, pero ahora es una sala familiar”.

- Click AQUI para ver todas las fotos en HQs.

“Es la sala VIB, Very Important Baby”, broma el miembro más joven de la banda, Nick Carter. “Es la guardería de papás”.
Durante la cima de su fama a fines de los años 90s, los chicos se adaptaron rápidamente al estrellato y en un momento dado, fueron víctimas de las trampas de la fama y el éxito.

“Tienes momentos de gran éxito, y creo que todos cuando tuvimos ese primer éxito pasamos por un poco de ego, sabes, la mente es bien amplia, pero al tenernos nosotros cinco supimos mantener nuestro ego controlado, porque éramos los únicos que podíamos hacer eso”, dice Richardson.

Pero a medida que fueron evolucionando individualmente y como grupo, los chicos pronto se dieron cuenta que había mucho más en la vida.

“Nos fuimos cansando un poco, pero al tener nuestras propias familias te vuelve a poner la piel de gallina”, dice. Howie Dorough, de 45 años. “Nuestros hijos son increíbles. Comparten a sus papás con el mundo. La paternidad nos ha enseñado a todos a frenarnos y ser más desinteresados”.

AJ McLean

McLean, es el único miembro de la banda con hijas, admite que está “completamente superado en número”, pero que no lo querría de otra manera. “No hay nada como una relación entre una hija y un padre”, dice McLean sobre sus hijas Ava Jaymes, de 6 años y Lyric de 20 meses, que comparte con su esposa Rochelle. “Ambas me tienen envuelta alrededor de su dedo”.

McLean, quien abiertamente ha hablado sobre su lucha contra la adicción, agrega: “Espero que todos hayamos aprendido qué hacer y qué no hacer para que podamos guiarlos”.

Nick Carter

Como el miembro más joven del grupo, Carter fue el último de los chicos en convertirse en padre. Carter y su esposa Lauren dieron la bienvenida a su hijo, Odin Reign en abril del 2016. “No hay palabras que puedan explicar lo bendecido que estoy al tenerlo a él, a mi esposa y a mi grupo”, dice. “Me han ayudado a ser un gran padre”.

Agrega: “Todos nos influenciamos unos de otros. Puedes ver cuanta diversión hemos tenido al ser padres, mientras que envejecemos y comenzamos a cambiar. Obviamente, las cosas son diferentes de lo que solían ser y por tanto, quería un poco de lo que ellos tenían. Y por supuesto, cuando encuentras a una mujer increíble que puede ser una gran madre, hace que todo sea diferente”.

Kevin Richardson

En el 2006, Richardson tomó una pausa de seis años para formar una familia. “Siempre quise ser papá”, dijo. “No podía esperar a ser papá. Simplemente creo que me hizo ver cosas y redescubrirlas de nuevo con nuevos ojos, ya sabes, ver a través de sus ojos, viajar por el mundo, llevarlos a un lugar, verlos ver las cosas por primera vez, me ha ayudado a experimentarlas por primera vez”.

Richardson, que comparte a sus hijos Mason de 11 años y Maxwell de 5 años con su esposa Kristin, dice que ésta aprendiendo sobre sí mismo. “Son un gran reflejo de ti, las cosas buenas y las cosas malas”, dice. “Me enseñan mucho”.

Howie Dorough

Después de la muerte de su padre en 2008, Dorough sintió que necesitaba hacer algo que no solo fuera sobre mí, y su esposa, Leigh, estuvo de acuerdo.

"Creo que los niños realmente nos enseñaron que hay más en la vida que tratar de alcanzar el próximo objetivo, el próximo récord de oro, el próximo récord de platino, el próximo premio", dice. "Hay premios dentro de la normalidad y creo que los niños nos han enseñado a todos a dar un paso atrás, a frenar un poco para poder encontrar un buen equilibrio en la vida".

Ahora el papá de James de 9 años y Holden de 5, Dorough dice que la paternidad es su mayor bendición. "Es increíble poder tener ese equilibrio entrelazándolos con nosotros para poder hacer nuestro trabajo, pero al mismo tiempo tomar un tiempo de inactividad y disfrutar del tiempo en familia", dice.

Brian Littrell

Como el primer padre de Backstreet Boys, Littrell , de 43 años, dice que siente por sus compañeros de banda que ahora están siendo arrojados a las responsabilidades de la paternidad. "Es un momento estresante tener hijos pequeños y manejar una carrera", dice. “Pero vivimos, aprendemos y también podemos hablar sobre esas experiencias y ayudarnos unos a otros.

Ahora Littrell, que comparte a su hijo Baylee de 16 años con su esposa de 22 años, Leighanne, dice que tiene un objetivo en mente. "Cuando tienes un hijo propio, es mucho sobre tus hombros”, admite. “Quieres poder cargar ese peso, dar un buen ejemplo y seguir haciendo lo que mi papá hizo. Brindarle todo, trabajar duro para tu familia, darles seguridad, ser el proveedor, quien establece las metas, ser el visionario que está a cargo de la familia, un guía para todos”.

“La vida es exactamente donde queremos que esté”, agrega. “Espero que siempre pueda ser el héroe de mi hijo. Realmente no importa que yo sea una estrella del pop. Puedes llamarme como quieras, pero solo quiero ser el héroe de mi hijo”.



Créditos: People / Fotos: Jim Wright
Traducción: Weird World Chile