Noticias
Los Backstreet Boys se muestran sinceros al perder su vínculo y que los reunió nuevamente. Los cinco cantantes reflexionaron sobre estar juntos durante 25 años, sus altibajos y lo que llaman su “segunda oportunidad”. Pueden ser la banda de chicos más grande y la más vendida de todos los tiempos, pero también son una familia.

Celebrando su 25° aniversario, junto con el lanzamiento de su primer álbum en cinco años (DNA, lanzamiento el 25 de enero), AJ McLean, Howie Dorough, Nick Carter, Kevin Richardson y Brian Littrell se reunieron para hablar sobre sus problemas personales, reflexionar sobre sus altibajos como banda, así como también casi perder su vínculo lo que los acercó aún más.

"Veinticinco años, eso mucho. Aún nos quedan tantas cosas que no hemos logrado, que no hemos hecho", explica McLean en un vídeo publicado en youtube por BSB este miércoles. "Para poder tener esta segunda oportunidad, necesitamos saber cuál es el punto de quiebre de cada persona, que creo que lo sabemos ahora".

Formados en 1993, los cinco miembros obtuvieron un éxito mundial a finales de los años 90s, avanzaron a toda velocidad, grabaron álbum tras álbum, varias giras mundiales y nunca se tomaron un descanso. En la cima de su éxito, enfrentaron una afección cardíaca, cirugías, la muerte de miembros de la familia, una adicción a las drogas y más.


"Todos nuestros sueños se estaban haciendo realidad y todos nos estábamos alejando, en lugar de acercarnos más y más, todos casi nos separamos el uno del otro para obtener ese espacio", señala Richardson. "Nuestro vínculo no fue tan fuerte en ese momento como para que hubiera ocurrido de tal manera".

En el 2006, después del lanzamiento de su sexto álbum de estudio, Richardson anunció que dejaba el grupo para dedicarse a otros asuntos personales. Se reincorporó en el 2012, aunque la industria de la música estaba en un espacio diferente cuando se trataba del pop.

"Tuvimos que alejarnos el uno del otro para encontrar una vez más esa individualidad", expresó Dorough de su tiempo lejos el uno del otro. "Eso tenía que ocurrir para poder crear al grupo que debía volver necesitarse uno del otros".

Carter también agregó que su "fallido intento de álbum en solitario" para él fue el momento en que se dio cuenta que su rebelión contra el grupo le mostró que los otros cuatro eran "más que su familia real".

Ahora los cantantes han recibido lo que llama una "segunda oportunidad", con su residencia Larger Than Life en Las Vegas, su sencillo "Don't Go Breaking My Heart", que les valió su primera nominación a los Grammy en 17 años, y el lanzamiento de su noveno álbum de estudio “DNA” el próximo año, junto con su gira mundial que comenzará en mayo de 2019.

Al explicar cómo se han "sacrificado el uno por el otro de tantas maneras diferentes", Dorough reconoció que al "mirar hacia atrás, tenía que pasar porque si eso no hubiera ocurrido, tal vez no estarían aquí hoy".

Con Carter agregando, "es un poco loco porque parece que las estrellas se están alineando de nuevo para nosotros de alguna manera. Porque si piensas de dónde venimos y cómo empezamos, es como un milagro que nos hubiéramos conocido. Que nos hubiéramos unido y conectado como lo hicimos".

Créditos: Backstreet Boys / Entertainment Tonight
Traducción: Weird World Chile