BACK

STREET

BOYS


CHILE | El sitio Nº1 de BSB en Español

Los 5 mejores momentos

Llámenlo un flashback-cercano. Sentada en el Anaheim’s Honda Center, me sentí como una adolecente en Nueva Zelanda viendo los Backstreet en “Into the Millennium” tour en un VHS que me enviaron por correspondencia Americana. Maravillada de ver cómo la banda prosperaba con esta plataforma al otro lado del océano de admiradores asombrados vestidos con poleras de “Millennium” y “Friends”, era salvajemente reminiscente de ese tiempo hace 20 años, cuando el quinteto voló sobre el escenario sobre tablas flotantes. Los acordes de apertura de la hermosa balada para desmayarse, “Don’t Wanna Lose You Now,” los latidos de “It’s Gotta Be You” y el cambio de vestuario que luego vimos cómo emergían como si hubiesen salido directamente del su video “I Want It That Way”, sólo aumentó el viaje en el tiempo.

Las vibras de 1999 se sintieron desde que comenzó el tour. Ahí estaba el décimo álbum del grupo, “DNA” debutando en los top 200 de los Billboard en febrero, marcando su primer número uno en casi 20 años. Estaba su canción principal “Don’t Go Breaking My Heart,” llegando a la nominación al Grammy por Mejor Duo/Grupo junto con algunos favoritos de 1999 Justin Timberlake y Christina Aguilera. Y está el Museo Grammy “Backstreet Boys: The Experience,”.

Un concierto de Backstreet Boys nunca queda corto en nostalgia, pero el recorrido actual del grupo es en su mayoría “Millennium” aún, con un set list de casi dos tercios del álbum de 1999 nuevamente, puedo tener un “Demonios sí”? Kevin Richardson, 47, entusiasmado y la energía compartida por sus compañeros de grupo Howie Dorough, AJ McLean, Nick Carter and Brian Littrell. Lean los 5 mejores momentos del show nocturno del lunes en Anaheim.

La apertura

Los fans, sin conocimiento del acto de apertura de una copia de Littrell juvenil actuando sólo. Efectivamente, fue el hijo de 16 años, Baylee Littrell. Aunque no es la primera vez que el aspirante a cantante country ha hecho la abertura de la boy band, esta vez está más maduro y con su propia música, fans y presencia escénica, lo que tuvo a las fans bailando e inventando sus propio pasos y mientras cantaba singles como “Don’t Knock It” y “Boxes.”

El set list

Tirando una bola curva como apertura, el grupo comenzó la fiesta con su hit “Larger Than Life” con un remix de introducción de “Everyone” del álbum del año 2000 “Black and Blue”, con un muestra de la canción de Coolio “Gangster’s Paradise” antes de “I Wanna Be With You”, de su álbum debut homónimo de 1996.

Las primeras cuatro canciones tienen la firma melódica de la legenda musical Max Martin, cuyo impacto en la banda se sintió fuertemente, y que constituye casi la mitad del setlist con canciones escritas y producidas por Martin.

Habiendo establecido esto, este puede ser el mayor “Milennium” tour desde su disco y conciertos en 1999/2000, el grupo volvió con el año 2019 con “DNA” con Dorough cantando parte de “Chateau”, mientras Carter, 39, canta a gritos algunas de las baladas conmovedoras, “The Way It Was.” El quinteto además cantó el tema más atrevido del álbum, “New Love”, mientras realizaban un baile sensual contra un telón de fondo, luces rojas se centraron alrededor del “Hotel BSB” – visuales innecesarias, pero quizás es la forma en que el grupo ha madurado de jóvenes a hombres.

Ocho de los diez álbumes de la banda compusieron el set list, con “Unbreakable” 2008 y “In a World Like This” sospechosamente ausentes.

El escenario

Aunque no fue redondeado como el “Millennium” original, el “DNA World Tour” presenta un pentágono, que da una sensación similar una vez que los cantantes llegan a la cima. Creado por Producciones ER, el escenario muestra lasers, pirotecnia y la entrada de oro que es el “DNA Circle”, un espacio en medio del pentágono. El primer lugar ofrece una única sensación de bailar en medio del escenario, un poco mareado y con el dilema de hacia dónde mirar cuando tienes un ángulo de 360 grados para ver a Backstreet Boys… “Recuerdan hace 20 años atrás cuando no lanzaban sus sostenes? Kevin y yo queremos devolverles el favor”, McLean, 41, bromeó, antes de lanzar un recuerdo de Fruit of the Loom a la multitud.

La emoción

Algo de finales de los 90 encendió sentimientos, ya fuese la feroz rivalidad entre Backstreet Boys y NSYNC fans, la gran inversión en el romance entre Britney Spears y Justin Timberlake o las lágrimas de las fans adolecentes cuando lograron ver finalmente a sus ídolos como BSB en carne y hueso. La mayoría de las fans han crecido y se han adaptado a vidas que no terminaron con ellas casándose con Nick Carter, pero los chicos aún evocan la misma emoción profunda. Después de 70 shows de Backstreet Boys, derramé mi primera lágrima en un concierto escuchando los acordes de apertura de “Don’t Wanna Lose You Now,” habiendo perdido la fe de alguna vez escuchar una canción tan antigua en vivo.

Mi única queja es que el momento fue eclipsado por la banda que se elevó tan alto en el aire que estaban ocultos de toda la sección delantera baja.